Uncategorized

RESPIRACIÓN, EL ÉXTASIS DE LA VIDA

¿Has sentido éxtasis con solo respirar? ¿Algo parecido a sentir un orgasmo?
¿Es posible?

No tenemos ni idea de respirar… si has leído bien, ni idea. Tanta evolución, tanto avance tecnológico y no sabemos hacer en condiciones algo tan básico y vital, como tampoco sabemos comer correctamente, aunque esta es otra historia…
En unos talleres que di hace varios años acerca del sobrepeso, abordando nuestra relación con la comida y otras cuestiones emocionales, preguntaba a veces cual alimento era de los más importantes. Después del Sol y mucho antes que la comida sólida en sí, era el aire, pues sin ella viviríamos tan solo 5 minutos a lo mucho, cosa que sin comer podemos hacerlo por más de 1 mes dependiendo del estado de la persona. Y no sabemos respirar adecuadamente…
Respiración larga y profunda que sosiega, respiración corta y superficial que agoniza. Observa cómo respira la persona mayor que está cerca de la muerte, el aire apenas pasa por su garganta… y en cambio, observa a un niño recién nacido, como inflama su vientre al respirar.
La respiración desde el vientre nos revitaliza, nutre y refuerza todo el sistema corporal, la respiración superficial nos mata y no permite que la energía vital penetre en nosotros y nos abrace con su calor y armonía.

Como podría una buena respiración afectar a nuestra vida, ese ángel del aire que permitiéndolo llegar a cada célula de nuestro cuerpo, barre con toda escoria para que la energía vital fluya; la salud se revitaliza, una mejora del sistema central nervioso, células que se oxigenan y se llenan de nutrientes… Los taoístas decían que la respiración profunda está en la misma esencia de la salud perfecta.
Y una vez que aprendemos a respirar adecuadamente hasta llegar al punto que se vuelve natural, el gran testigo se asoma, la conciencia que somos despierta, y un mundo nuevo aparece ante nosotros. Ahora vamos al plano sexual…

Una correcta respiración nos calma y nos permite observarnos. Una respiración calmada nos trae al presente haciendo de la experiencia sexual algo sagrado, algo fresco en cada momento donde un erizar de piel penetra tan profundo como interminables fricciones genitales. En presencia con tu respiración, tu pareja sexual se vuelve uno contigo, ya no hay fronteras, no hay espacio entre ambos… Con una buena respiración tu energía no se estanca en la zona genital, sino que se expande por cada célula de tu cuerpo, sintiendo éxtasis en tu piel, éxtasis en tu corazón, éxtasis en tu cabeza, éxtasis en los dedos de tus pies… puertas de éxtasis a un nuevo panorama.

Es sencillo, tanto que parecerá complicado. Simplemente estate con tu respiración, y cada vez que inhales, visualiza que el aire llega hasta la parte de tu vientre más baja y observa cómo se hincha. Si no lo hace, ínflalo a propósito mientras te acuerdas de esta frase… “fake it until you make it” – “fíngelo hasta que se convierta real”. Las conexiones cerebrales empezaran a modificarse y cada vez el aire viajara más profundo, hasta que un dia después de practicar y practicar, automáticamente estarás respirando como un bebe recién nacido, de pura vida, oxigenando cada célula de tu cuerpo. Esto no solo te va a traer beneficios y un nuevo aspecto en lo sexual, donde podrás experimentar orgasmos más placenteros, duraderos y conscientes… sino que mejorara tu vida en general y situaciones que antes eran estresantes y con tinte de miedo se desvanecerán.
Es curioso que cuanto nos vamos haciendo mayores y nuestra desconexión va a la par del olvido de la respiración… Recordar nuestra respiración natural, nos vuelve a conectar, a enchufarnos a la vida y nuestra energía sexual, que se expandirá como jamás hubieras imaginado.
Como dice la canción El Abismo de Alonso del Río…

De pronto retrocedió
Me miró lleno de amor
Aquel señor del gran abismo

Solo una frase y se marchó
Eres solo tu respiración
En paz yo doy, en paz recibo

http://eltemplodeldespertar.mx/blog/wp-admin

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *